Categorías
Gente y Cultura

SIERRA DE LA NIEVES

SIERRA DE LA NIEVES SE CONVIERTE EN EL DECIMOSEXTO PARQUE NACIONAL ESPAÑOL

Este espacio natural de más de 23.000 hectáreas, en la provincia de Málaga, pasa a ostentar la máxima figura de protección medioambiental de España. Se suma a otros Parques Nacionales como Picos de Europa, Teide o Doñana

La Sierra de las Nieves, en Málaga, ya está oficialmente declarada Parque Nacional, la máxima figura de protección medioambiental en España. Se trata de un espacio más de 23.000 hectáreas que aglutina el 65% de la superficie de pinsapares de la Península ibérica, un tipo de abeto mediterráneo muy singular. Entre estos árboles destaca el pinsapo de las Escaleretas, declarado monumento nacional, además de especies vegetales endémicas. Este parque también constituye el hábitat de águilas reales y perdiceras, tiene un cangrejo de río autóctono y en él viven garduñas, corzos, cabras y nutrias. 
Sierra de las Nieves se extiende por las localidades de Benahavis, El Burgo, Istán, Monda, Parauta, Ronda, Tolox y Yunquera e influye en otras siete localidades, que se encuentran dentro de una zona reserva de la biosfera. Tras su debate y aprobación en el Senado, a finales de junio, y su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), este espacio natural se convierte así en el decimosexto Parque Nacional de España. ¿Cuáles son los otros quince?

Picos de Europa

Situado en la cordillera Cantábrica (entre las comunidades de Asturias y Cantabria, y la provincia de León), es una de las mejores reservas mundiales de los ecosistemas ligados al bosque atlántico, con la mejor formación caliza de la Europa atlántica. 

Reserva de la Biosfera de la UNESCO desde 2003 y tercer Parque Nacional más visitado de España, dispone de cientos de rutas senderistas de distintas dificultades donde disfrutar de paisajes únicos. Entre sus puntos más destacados están la Ruta del Cares, los Lagos de Covadonga, el pueblo de Bulnes o Fuente Dé o el Pico Urriellu, una de sus cimas más icónicas. 

Ordesa y Monte Perdido

Ubicado en el corazón del Pirineo aragonés, en la comarca de Sobrarbe (Huesca), el segundo Parque Nacional más antiguo de España también está declarado Reserva de la Biosfera, Zona de Especial Protección para las Aves y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. 

Entre sus muchas joyas, destaca el Valle de Ordesa, que engloba lugares como la cascada del Estrecho, las Gradas de Soaso y la cascada Cola de Caballo, entre otros muchos. También resultan imprescindibles el Cañón de Añisclo y el Valle de Pineta

Teide

El volcán del Teide, el pico más alto de España, es un enclave repleto de formas y colores. Sus paisajes varían cada pocos kilómetros, ofreciendo al visitante panorámicas que parecen sacadas de otro planeta. Patrimonio de la Humanidad desde 2007, es el Parque Nacional más visitado de Europa y entre los más visitados del mundo. 
Además de su increíble valor ecológico y del atractivo que supone poder visitar –con reserva previa- su cráter, el Teide tiene un amplio valor histórico: tuvo un importante significado espiritual para los guanches, los pobladores originarios de las Islas Canarias, y fue un recurso fundamental para el sustento de estos pueblos, del que existen yacimientos arqueológicos. Los guanches se referían al volcán como ‘Echeyde’, la morada del Maligno

Caldera de Taburiente

También en Canarias –la región con más Parques Nacionales-, la Caldera de Taburiente ocupa buena parte de la isla de La Palma. Comprende una gran depresión y el cerco de montañas que la rodean, cuyo punto más alto es el Roque de los Muchachos, uno de los más populares de este espacio. Como el resto del archipiélago, es de origen volcánico. Este parque también es Reserva de la Biosfera, conjuntamente con toda la isla. 

Aigüestortes y Lago de Sant Maurici

El único Parque Nacional situado en Cataluña –concretamente, en la provincia de Lleida-, está situado en la parte central de los Pirineos, por lo que conforma un fantástico espacio natural de alta montaña. Los prados, cultivos, bosques y rocas de alta montaña, rodeados de ríos y lagos de origen glaciar –entre los que destaca el de Sant Maurici- son parte de la estampa de este parque, que cuenta con una infinidad de rutas senderistas, miradores y refugios donde disfrutar de la tranquilidad de la naturaleza.

Doñana

Su privilegiada situación geográfica, entre Europa y África, y cerca del lugar de encuentro entre el Atlántico y el Mediterráneo, hacen de Doñana un espacio natural único, por donde cada año pasan, habitan y crían por sus marismas hasta 200.000 ejemplares de aves acuáticas de más de 300 especies distintas. Además, este parque situado entre las provincias de Sevilla, Huelva y Cádiz, es uno de los refugios más importantes del lince ibérico, especie autóctona en peligro de extinción.
Con diferentes instituciones científicas que velan por la conservación de su fauna, Doñana es también Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, además de contar con una larga historia por la que pasaron griegos, fenicios y etruscos. ¡Las leyendas incluso sitúan a la mitológica Atlántida en sus marismas!

Tablas de Daimiel

Situado en la provincia de Ciudad Real, es uno de los ecosistemas acuáticos más importantes de España, dada su gran variedad de especies de flora y fauna que lo habita y que ha llevado a este espacio a ser declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Las Tablas de Daimiel representa perfectamente el ecosistema de las tablas fluviales que se forman al desbordarse los ríos en sus tramos medios, conformando humedales.

Timanfaya

Entre los Parques Nacionales más visitados de España está el de Timanfaya, situado en la isla de Lanzarote. Es conocida como la isla de los volcanes, dado que cuenta con más de 25 volcanes cuyas últimas erupciones –en los siglos XVIII y XIX- cambiaron la fisonomía del lugar. Entre los volcanes más emblemáticos destacan las Montañas de Fuego, la Montaña Rajada o la Caldera del Corazoncillo. 

Además de poder disfrutar de una gran variedad de paisajes, el visitante de Timanfaya puede comprobar en primera persona que la actividad volcánica sigue muy activa en la isla.

Garajonay

No abandonamos Canarias y seguimos el recorrido por el Parque Nacional del Garajonay, en la isla de La Gomera, y también en la lista de Patrimonio de la Humanidad y de Reservas de la biosfera, ambas de la UNESCO. Alberga la mejor muestra de Europa de laurisilva, un bosque húmedo de variadas especies de hoja perenne que en el Terciario cubría prácticamente todo el continente. 
Además, la niebla que suele envolver la parte más alta del Garajonay lo convierten en un espacio donde dejar volar la magia y la imaginación mientras se realiza una ruta senderista por alguno de sus cientos de caminos y miradores. Entre sus principales puntos de interés destaca el Roque de Agando. 

Archipiélago de Cabrera

Volamos de Canarias a Baleares para aterrizar en un maravilloso conjunto de 19 pequeñas islas en las que se puede disfrutar de uno de los paisajes litorales mejor conservados del Mediterráneo, gracias a su aislamiento a lo largo de la historia. La más grande de las cuales es Cabrera, que puede visitarse a través de excursiones que parten desde Mallorca y que cuenta con un museo, un castillo y un icónico faro. Integrado en la Red Natura 2000, el archipiélago de Cabrera es también un lugar de paso y refugio de importantes colonias de aves marinas y especies endémicas. 

Cabañeros

Entre las provincias de Ciudad Real y Toledo se encuentra el Parque Nacional de Cabañeros, uno de los mejores ejemplos de bosque mediterráneo en España, tanto por su grado de conservación como por la representatividad de los diferentes sistemas ecológicos asociados. Integrado en la Red Natura 2000, alberga multitud de especies vegetales y animales como el águila imperial- y permite al visitante disfrutar de bellas panorámicas mientras se impregna de la paz y calma que lo envuelve.

Sierra Nevada

Situado en su mayoría en la provincia de Granada y con un tercio en la de Almería, comprende un amplio espacio natural de gran valor ecológico, con impresionantes paisajes y un gran número de especies animales y vegetales, y al que se suma el parque natural del mismo nombre que rodea al Parque Nacional. A ello se suma su importante atractivo para los amantes de los deportes de invierno –cuenta con una de las principales estaciones de esquí del país- y del senderismo y montañismo durante el resto del año.

Sierra Nevada –que alberga, además, el punto más alto de la Península ibérica-, forma parte de una de las postales más bonitas que pueden contemplarse en España, al situarse detrás de la Alhambra de Granada, vista desde el mirador de San Nicolás u otros miradores de la capital nazarí.

Islas Atlánticas de Galicia

Las islas gallegas de Ons, Cíes, Sálvora y Cortegada, en la costa de las provincias de A Coruña y Pontevedra, componen este Parque Nacional, el único situado en Galicia. Dada su creciente popularidad, para poder visitar tanto las islas Cíes –donde, según The Guardian, se encuentra la playa más bonita del mundo, la de Rodas-, como la isla de Ons, es necesario reservar con antelación, puesto que las visitas son limitadas. 
Estas islas, por las que han pasado pobladores de la edad de hierro, romanos y monjes medievales, albergan un ecosistema marítimo y terrestre entre el que destaca el bosque de laurel y más de 200 especies de algas marinas, además de moluscos, corales, anémonas y muchas especies de aves acuáticas.

Monfragüe

En la provincia de Cáceres, atravesado por los ríos Tajo y Tiétar, se encuentra el Parque Nacional de Monfragüe, el primero designado en Extremadura. Nombrado por los romanos como mons fragorum (monte denso), en él predominan el bosque y matorral mediterráneo, las dehesas, los roquedos y las masas de agua (ríos y embalses). 

Entre sus principales puntos de interés destacan el Salto del Gitano y el precioso mirador del Castillo de Monfragüe, en cuya ermita cercana se guarda la talla de una virgen traída desde Palestina por los caballeros de la Orden de Santiago. 

Sierra de Guadarrama

Se trata del último espacio natural declarado Parque Nacional en España, situado entre las provincias de Madrid y de Segovia. Dada su cercanía a la capital, es el segundo Parque Nacional más visitado del país, y alberga once ecosistemas diferentes, algunos de ellos de alta montaña mediterránea, únicos en la Península, y más de 1.280 especies animales y otros 1.500 vegetales. Entre ellas destacan el pino silvestre, el enebro o la encina, el lobo ibérico, los gamos o los gatos monteses, y aves como el águila imperial y el buitre negro. Entre los lugares más​ interesantes del parque destacan La Pedriza, con sus rocas de gran variedad de formas, y la laguna de Peñalara

Fuente: CSIC

Creación y diseño Somos Exina S.L

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *